Inicio Blog Entrevistas Conoce a nuestro compañero, Aritz Toribio

Conoce a nuestro compañero, Aritz Toribio

Abogado y Criminólogo Especialista en delitos contra los animales Doctorando en Ciencias Jurídicas por la Universidad de Granada

28
0

Hoy queremos que conozcáis el trabajo de nuestro Compañero en la Fundación, Aritz Toribio.

Abogado y criminólogo especialista en delitos contra los animales, doctorando en ciencias jurídicas por la universidad de Granada y, Miembro del Consejo Consultivo de la Fundación Nacional A SALVO.

En su persona se dibujan de manera innata las líneas sobre las que se fundamenta nuestra Organización. Un abogado perseverante y célebre en los juzgados granadinos, donde defiende con pasión y profesionalidad, la dignidad de muchos animales victimas del ser humano.

Aritz desempeña, además, una importante labor de colaboración en cuanto al desarrollo de los cursos de formación, que en breve ofrecerá Nuestra Fundación bajo su coordinación y, dirige proyectos de investigación propios de gran interés socio-político, con el apoyo de A SALVO.

Aquí os traemos su más reciente trabajo en la búsqueda de la protección y el derecho de unos animales tan olvidados como los gallos de pelea.

La Fundación os ofrece la entrevista integra, que nuestro Compañero, a realizado al Sargento 1º D. Manuel Jesús Contreras Fernández, Jefe del SEPRONA de la Comandancia de Granada, a quien agradecemos su aportación a este documento, así como a los mandos responsables de su comandancia por autorizarnos la publicación del mismo.

ENTREVISTA AL SARGENTO PRIMERO D. MANUEL JESÚS CONTRERAS FERNÁNDEZ, JEFE DEL SEPRONA DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL DE GRANADA SOBRE LA DESARTICULACIÓN DE UN GRUPO CRIMINAL QUE REALIZABA PELEAS CLANDESTINAS DE GALLOS.

En la operación han sido investigadas 29 personas, imputándole delitos de pertenencia a grupo criminal, maltrato animal y falsedad documental.
Todos los domingos por la tarde se organizaban peleas de gallos no autorizadas en un reñidero de gallo desarticulado a las que asistían incluso niños.
Los agentes del SEPRONA encontraron 55 gallos mutilados y algunos con heridas de consideración.

Agentes del SEPRONA de la Guardia Civil, en el marco de la operación “SPURS”, han desarticulado un grupo criminal dedicado a realizar peleas de gallos clandestinas que se desarrollaban en un reñidero clandestino de gallos que había sido descubierto en una nave industrial de un polígono de Cijuela (Granada), donde todos los domingos por la tarde se organizaban peleas no autorizadas de estos animales a las que asistían, previo pago de una entrada, incluso menores

¿Cuántas personas han sido investigadas en esta operación?

Durante la fase de explotación de esta operación han sido investigadas 29, imputándoles a 4 de ellas pertenencia a grupo criminal, a 26 delito de maltrato animal y a 3 facultativos falsedad documental.

¿Cuál ha sido el destino de los animales supuestamente maltratados?

Se han intervenido 55 gallos de la raza combatiente español, de los cuales 52 estaban vivos que presentaban mutilaciones en crestas y barbillas, así como eritemas severos; (3 de ellos con síntomas de haber sido peleados el día de la inspección) y 3 gallos muertos.

¿Estamos hablando de alguna organización criminal?

El grupo criminal perfectamente estructurado lo componían dos organizadores, 1 controlador y vigilante y 1 juez de riña.

¿Cómo y cuándo se comenzó la investigación del caso a tratar?

La investigación se inició en el mes de abril, cuando la Guardia Civil supo de la existencia de un grupo de personas que podría estar realizando peleas no autorizadas de gallos en una nave industrial de Cijuela (Granada), donde se apostaban grandes cantidades de dinero y donde se provocaban lesiones graves a los especímenes llegando incluso a la muerte.

¿Qué tipo de actuaciones ha realizado la Guardia Civil?

La Guardia Civil realizó diferentes controles en las vías de comunicación de la provincia, identificando conductores de vehículos que tras inspeccionar los automóviles se comprobó la existencia de gallos con claros indicios de haber sido peleados con otros especímenes de la misma especie, (comprobándose la existencia de sangre, plumas, y heridas compatibles con picos y espolones).

Los Agentes del SEPRONA establecieron un dispositivo de vigilancia en torno a la nave y constataron que todos los domingos, entre las 12:00 y las 20:00 horas, acudían a ella un importante número de personas con cajas porta-animales y que estas personas permanecían dentro varias horas

¿Cuándo se decidió actuar?

El pasado día 20 de Mayo la Guardia Civil desplegó un dispositivo en el lugar con la participación de agentes del SEPRONA, de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia, de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Armilla y del Área de Investigación de Santa Fe. La Guardia Civil irrumpió en la nave en mitad de una pelea de gallos no autorizada.

¿Qué encontraron los agentes de la Guardia Civil una vez que entraron en las instalaciones descritas?

Una vez en el interior, la Guardia Civil localizó una “batallola”, un espacio circular limitado donde estaban peleando dos gallos; y en torno a él un graderío ocupado por unas 100 personas, entre las que se encontraban tres menores de edad. También había una zona de bar y una zona donde se guardaban y preparaban a los animales para la pelea, todas las instalaciones con deficiencias higiénicas sanitarias graves. En esta última zona había 50 gallos, y el veterinario que acompañaba a los agentes certificó que todos tenían mutilaciones en crestas y barbillas, así como eritemas severos; y que algunos tenían, además, heridas más graves.

¿Encontraron animales muertos?

Durante la investigación los agentes del Seprona encontraron los cadáveres de 3 gallos, que tras las necropsias se concluyó que las muertes se debían a peleas de gallos y falta de atención veterinaria de los mismos.
¿Fueron encontrados algunos elementos diferentes sin relación con el maltrato animal?

Se encontraron armas blancas y drogas, e incluso restos de plantación de marihuana en la basura procedente del reñidero, lo que apuntaba que además pudiera ser un punto de distribución o consumo de droga.

¿Se pudo saber quién o quiénes eran los encargados de organizar todo esto?

La Guardia Civil identificó después a los dos promotores de las peleas (son los que realizan las actividades necesarias para que se puedan producir las peleas clandestinas, en un reñidero no autorizado ( que no reúne los requisitos básicos establecidos en la ley), y a la persona que ejercía de juez de riña (persona designada para arbitrar el desarrollo y desenlace de la pelea, es la autoridad máxima durante el transcurso de la pelea, y está investido con amplias facultades de decisión sobre la pelea), a éstos se les ha investigado por un delito continuado de maltrato animal. También fueron identificados los propietarios de los gallos (Galleros) (propietarios de los gallos utilizados en las riñas clandestinas e ilegales que siendo garantes de la vida de los mismos, ponen en peligro su integridad física produciéndose en algunos casos la muerte de los animales, a causa de las lesiones producidas en las peleas. Dichos galleros, previamente habían mutilado partes esenciales de los animales, (produciéndose lesiones que perjudican gravemente su integridad física), han sido investigados por un delito de maltrato animal.

¿Han sido investigados algunos profesionales por sus actuaciones?

A lo largo de la investigación se ha investigado a 3 veterinarios que emitieron certificados con datos que supuestamente no coinciden con la realidad a fin de legalizar el reñidero y justificar las mutilaciones que presentaban los animales.

¿Han sido investigados los organizadores por algún otro tipo de delito?

La Guardia Civil también descubrió que la electricidad necesaria para el desarrollo de esta actividad procedía de un enganche ilegal, por lo que los dos promotores han sido investigados por un delito de defraudación de fluido eléctrico.

¿El espectáculo ilegal dónde se maltrataban a los animales era de entrada libre?

Durante la instrucción de las diligencias la Guardia Civil ha constatado además que los asistentes a este reñidero clandestino pagaban entre 10 y 20 euros por la entrada, y que durante las peleas se cruzaban apuestas.

¿A lo largo de la investigación se ha comprobado que este grupo criminal pudiera actuar en otros lugares?

La investigación, que se ha dilatado durante varios meses, ha constatado que el grupo criminal ha operado en varias provincias, bajo el paragua de asociaciones o peñas de galleros.

Todo ello dio lugar a instrucción de Diligencias Penales y la constatación de 131 infracciones administrativas que se han comunicado a las distintas Autoridades competentes.

¿Ha conseguido la Guardia Civil el objetivo propuesto para la desmantelación de un grupo criminal dedicado al maltrato animal?

Con este servicio se ha conseguido el esclarecimiento de varios hechos delictivos cometidos por estas personas y la desactivación de este grupo criminal, evitando que los mismos se siguieran cometiendo, puesto que estaban creando gran alarma social entre los amantes de los animales y defensores del Gallo Combatiente Español que actúan conforme a la norma.

¿Esta investigación y sus determinadas actuaciones son de gran importancia en base al número de investigados con la que se ha sellado la operación?

El grupo criminal que había actuado en otra Provincia contaba con estructura y movilidad, que hacía muy difícil su desarticulación. El gran número de personas investigadas y la intervención de más de medio centenar de gallos con síntomas de maltrato animal, hace que la operación sea de las más importantes que se han desarrollado en este ámbito.

Para ser consciente de la importancia de la investigación hay que tener en cuenta que la raza Combatiente Español es la única población aviar de raza pura en España catalogada oficialmente como raza autóctona de fomento, según el Anexo del Real Decreto 2129/2008, de 26 de diciembre, por el que se establece el programa nacional de conservación, mejora y fomento de razas ganaderas. Posiblemente, ésta es la raza de mayor singularidad de las existentes en nuestro patrimonio ganadero, dada la ancestralidad que ha conservado desde su origen hasta la actualidad debido al mantenimiento casi intacto en su acervo genético de un patrón de comportamiento complejo similar al de las gallináceas silvestres, especialmente en lo referido a cortejo, nidificación, puesta, incubación, cloquez y territorialidad entre otros caracteres.

¿Existe normativa específica sobre los gallos de pelea o sobre sus espectáculos?

Del mismo modo, esta raza aviar cuenta actualmente con reglamentación específica para la gestión del libro genealógico y programa de mejora oficialmente aprobados, según se establece en la Resolución de 18 de diciembre de 2012, de la Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera, por la que se aprueba la reglamentación específica del libro genealógico de la raza aviar combatiente español, de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto 2129/2008, de 26 de diciembre, por el que se establece el Programa nacional de conservación, mejora y fomento de las razas ganaderas y en la resolución de 26 de diciembre de 2012, de la Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera, por la que se aprueba el programa de mejora de la raza aviar Combatiente Español.

Sargento 1º D. Manuel Jesús Contreras Fernández
Jefe del SEPRONA de la Comandancia de Granada.

Fundación Nacional A Salvo
La Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los Animales prohíbe “maltratar o agredir físicamente a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les ocasione sufrimientos o daños injustificados. En especial, prohíbe las peleas de gallos, salvo aquellas de selección de cría para la mejora de la raza y su exportación, realizadas en criaderos y locales debidamente autorizados con la sola y única asistencia de sus socios”. De ahí que a los imputados les sea aplicable el artículo 337 del Código Penal: “el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud”.